Los Venture Capitals también se equivocan

May 3rd, 2008 by Gaston Bercun Leave a reply »

Los Venture Capitals son para muchos entrepreneurs el hito inalcanzable, casi como aquél Rey que decide qué está bien y qué está mal, o en este caso, qué sirve y qué no sirve.

Sin embargo, no son mas que personas que se pueden equivocar como cualquier otro.

Es excelente el sentido del humor y la autocrítica de Bessemer Venture Partners, quienes en su sitio tienen una sección que denominan Anti-Portfolio, y destacan algunas empresas en las que no han invertido y los motivos por los que han decidido en su momento pasar de dicha inversión. A continuación, algunas de ellas:

Apollo Computer (adquirida luego por Hewlett Packard)
Felda Hardymon de BVP fue tentada para tener una participación en la compañía en su útlima ronda privada, sin embargo no aceptó: pensó que era una posición demasiado chica a una valuación demasiado alta. En menos de un año valía 17 veces mas.

Apple Computer
BVP tuvo la oportunidad de invertir en el pre-IPO en el mercado secundario a una valuación de 60M. Neill Brownstein, de BVP lo llamó “exageradamente caro”. Hoy Apple Computer vale 160 mil millones de dólares aproximadamente.

Check Point
En 1994, Gil Schwed comentó su idea a David Cowan de BVP, quien opinó que Gil jamás podría obtener distribución en Estados Unidos. El año siguiente, Check Point obtuvo un inmenso contrato OEM con SUn y vendió 25M de software de firewall.

eBay
“Estampillas? Monedas? Comics? Estás Bromeando” pensó Cowan y pasó.

Federal Express
Increiblemente BVP rechazó invertir en Federal Express 7 veces.

Google
Una amiga de Cowan alquiló su garage a Sergey y Larry durante el primer año. Ella trató durante 1999 y 2000 de presentar a Cowan con “este par de inteligentes estudiantes de Stanford escribiendo un motor de busqueda”. Estudiantes? Un nuevo buscador? En el momento más importante de este Anti-Portfolio Cowan preguntó a su amiga”cómo puedo salir de esta casa sin pasar ni cerca de tu garage?”.

Ikanos
Rob Chandra se encontró con ellos en 2000 en el comienzo de la caída de la burbuja, y recuerda haber dicho algo como, “Rajesh, me gustás mucho, pero realmente quieres construir un negocio de semiconductores de comunicación justo ahora?” Miró a Rob en una forma algo graciosa y luego obtuvo fondos de Greylock, Sequoia y otros. Ellos ahora manejan un revenue de 60M focalizándose en un 90% sus esfuerzos en el boom de las telecomunicaciones en China.

Intel
Pete Bancroft de BVP nunca pudo cerrar los términos conBob Noyce, quien en cambio obtuvo fondos de un señor llamado Arthur Rock.

Intuit
Junto con todos los demas venture capitals en Sand Hill Road, Neill Brownstein rechazó al fundador de Intuit, Scott Cook. Scottsólo pudo conseguir $225K de algunos amigos, incluídos algunos compañeros de Harvard Business School y Peter Wendell, el fundador de Sierra Ventures quien personalmente invirtió $25K para sacarse a Scott de encima. Hoy la compañía cotiza en el NASDAQ con una capitalización de 9,25 mil millones de dólares.

Lotus and Compaq (anteriormente conocida como Gateway Computer)
Ben Rosen, uno de los fundadores de Sevin Rosen, ofreció a Felda Hardymon la chance de invertir en ambas, Lotus y Gateway Computer el mismo día. Hardymon dijo: “Lotus acaba de incumplir con el pago de sueldos, y estaba preocupada por la situación allí. Y en Gateway, le die que no había futuro en computadoras portátiles, ya que IBM podía hacerlo”

Paypal
David Cowan pasó de participar en la ronda de Serie A. Equipo inexperto, pesadilla regulatoria y, 4 años después, una adquisición por 1,5 mil millones de dólares por eBay.

Como ven, no siempre el rechazo de un Venture Capital es sinónimo de fracaso. Si realmente crees en tu proyecto, sigue adelante, escucha al mercado, y no te dejes vencer por un simple rechazo.

Be Sociable, Share!
Advertisement

7 comments

  1. Muy interesante. Esta auto critica me hace recordar al inversor que hablo en el reciente “Palermo Valley Start Up”. El contaba que en su C.V. incluía tanto los éxitos como los fracasos. En el fondo eso, me parece, esta diciendo este “Venture capitals”: el próximo Google no se les escapa.
    Igual, con internet se hicieron y se perdieron fortunas: por cada Google hay decenas de “American Online – Time Warners”.
    Distinguirlos es el problema.

  2. Santi Siri says:

    Con el diario de mañana, todos se equivocan! :)

  3. Francisco,
    No dudo que de los fracasos se aprende, y lo digo por experiencia. Y por eso te puedo decir que no solo uno aprende del fracaso, sino que además, el sabor es tan amargo, que uno se esfuerza el doble para que no vuelva a ocurrir.
    Saludos

  4. Santi,
    Con el diario de mañana, nadie se equivocaría, salvo que fuera demasiado tonto ;)
    Lo destacable, como digo en el post, es el sentido del humor del VC, y la enseñanza de que un rechazo no es una sentencia de muerte, sino simplemente una opinión que debe darte mas fuerza para demostrar que se equivocó.
    Saludos

  5. Me ha resultado muy divertido y me ha recordado algo que pude ver hace años en una empresa del sector de la música.

    Un Director General tenía la oportunidad de lanzar un disco de un cantante latinoamericano que había tenido éxito en su país con una canción sobre “va a llover café en el campo”
    Este ejecutivo pensó que era una tontería y dejó pasar el tema cuando otra empresa competidora le dijo que quería editar el disco y que si le cedía los derechos, firmó el contrato y pensó que había hecho una gran jugada. Luego Juan Luis Guerra vendió más de un millón de discos en España y este caballero se golpeaba contra la pared maldiciendo en arameo.

    :)

  6. Jesús,
    Conocía la anécdota, y de ese estilo hay varias también. Pero es bueno ver que quienes están en esas posiciones se equivocan, y aprenden de sus errores, porque eso es lo que uno, desde el emprendedor, debe hacer. No está mal equivocarse, siempre que de ello saques un aprendizaje.
    Saludos y suerte con tu proyecto ;)

Trackbacks /
Pingbacks

  1. Links Recomendados - 50

Leave a Reply

Switch to our mobile site