Las leyes laborales perjudican mas de lo que protegen

August 19th, 2009 by Gaston Leave a reply »

perjuicioLas leyes laborales deberían tender a dos objetivos: proteger al empleado de arbitrariedades del empleador, y a incentivar que se contrate mas personal y todos debidamente registrados.

Sin embargo creo que no logran ninguna de las dos. Por excederse en la protección, y encarecer y complicar innecesariamente la contratación de personal, las leyes laborales terminan desincentivando lo que deberían incentivar, y con ello, desprotegiendo el mercado laboral como un todo, y a los empleados en particular.

Así es que se da lugar a maniobras por todos conocidas para contar con servicios de personal, pero con costos mas bajos. Para quienes no lo sepan, en Argentina aproximadamente por cada $1 que cobra el empleado, el empleador paga otros $0,50 de costos asociados directamente (cargas sociales, obra social, sindicatos, impuestos, etc.). No conozco estructuras de costos en muchos otros países, pero dentro de lo que conozco es de lo mas caro.

Los sobrecostos no son lo único. Las propias estructuras legales, dificultad de trámites y complejidad de liquidación de sueldos, además de presiones sindicales y falta de flexibilidad en las relaciones generan aún mas problemas.

Y cuando hablo de flexibilidad, no estoy hablando necesariamente de poder contratar y despedir con mayor facilidad, lo que daría para otra discusión, sino que ni siquiera en Argentina tenemos normas que prevean el teletrabajo, o que claramente prevean la posibilidad de acordar horarios flexibles y trabajo por objetivos.

Quizás, sería mejor darnos una discusión adulta, independiente de posiciones pseudopolíticas y encontrar estructuras que puedan lograr los objetivos deseados. En otros países, si bien no creo exista el sistema ideal, tienen sí estructuras que implicarían mejoras al nuestro.

Pensar en generar incentivos en lugar de castigos podría ser un buen camino. Quizás, soluciones simples, como premiar con descuentos en impuestos a aquellas empresas que año tras año suben su dotación de personal, o incluso a las que lo mantienen, cosa que en Argentina muchas veces es todo un logro.

Be Sociable, Share!
Advertisement

8 comments

  1. Gonzalo says:

    Totalmente de acuerdo.

  2. La ley de contrato de trabajo esta pensada para el obrero industrial.
    No veo que en el futuro nada vaya a cambiar porque en la mente de nuestros gobernantes la generación de empleo es, justamente, empleo industrial: imaginan enormes fábricas de todo tipo a lo largo y ancho del país.
    El mundo va justamente en dirección contraria.

  3. En este link está la mejor reflexión que se me ocurre http://bit.ly/n0jop

  4. Gabriel Aníbal Sberna says:

    Dr. Bercún, como bien usted sabe la obra social, el sindicato y la jubilación la paga el empleado (en su mayor parte); solo que en Argentina, cuesta hacerle entender a los empresarios que el sueldo es el neto sumado esos valores, como también cuesta hacerles entender que el proyecto de inversión debe contemplar el sueldo en blanco de todos sus empleados y si no se puede pagar entonces el proyecto es inviable. Saludos Gabriel Aníbal Sberna

    • Gaston says:

      Gabriel,
      Como bien sabe, eso es una falacia y lo reconoce en su propio comentario, cuando dice que “el sueldo es el neto sumando esos valores”. Los empleados consideran lo que cobran de bolsillo. El empresario el costo total. Cada uno considera lo que sale o entra a su bolsillo. El problema pasa que el sobrecosto “político” que las normas generan. Esto no tiene nada que ver con que los empresarios, esos “demonios” de los que parece hablar su comentario, pudieran pagar mejores sueldos de no ser por ese costo extra que no beneficia al trabajador y solo eleva el costo de tener personal debidamente registrado.
      Saludos

      • Gabriel Anibal sberna says:

        Disculpeme por no pensar como usted Dr. Bercún, no considero que los empresarios seamos unos demonios, no veo el razonamiento inválido al que usted alude, ya que sería lo mismo que el empleador le entregue en mano al empleado, el monto de la obra social, la jubilación y el sindicato y luego el empleado tuviera la obligación de depositar esos conceptos. Pagar Obra Social, Jubilación y Sindicato, jamás debería ser considerado un “Costo Extra” , creo que usted no se opone a que el empleado tenga una Obra Social, se pueda sindicalizar, para poder defender sus derechos y pueda jubilarse en un futuro cuando su viejo cuerpo y mente no le permitan trabajar. Un Abrazo

        • Gaston says:

          Gabriel,
          No tengo por qué disculparlo, estamos para eso, para poder discentir civilizadamente.
          El razonamiento inválido que marco es porque por un lado en tu comentario manifiestas que lo paga el empleado y por otro que lo hace el empleador (que es mi opinión).
          Lo de los “demonios” lo dije a colación justamente de la parte en que dices que deberían calcular dichos costos en sus cuentas de inversión, lo cual si bien estoy de acuerdo, sería siempre así si no hubiera continuos cambios a las reglas de juego y desinsentivos, de los que justamente habla el post.
          En cuanto a que no debería ser considerado costo extra, no estoy tan de acuerdo, sobre todo por varios motivos. Por un lado, porque me gustaría que el empleado tenga la libre elección, de todo, por ejemplo de si quiere aportar o no al sindicato, si quiere o no una jubilación estatal o privada, y si quiere o no la Obra social sindical o una privada. Como jefe, realmente lamento la atención que la mayoría de las obras sociales sindicales prestan a sus afiliados. En algunas de las empresas en donde participo, hemos tomado la decisión de pagar a todos una obra social privada, porque justamente la que les dan, es lamentable.
          Quiero que se entienda que no me opongo a que el empleado se pueda sindicalizar, pero sí estoy a favor de que puedan no hacerlo. De lo contrario, estamos ante un monopolio, de esos que este Gobierno en algunos casos odia tanto…
          Saludos

Leave a Reply

Switch to our mobile site