10 mitos del entrepreneurship

January 16th, 2008 by Gaston Bercun Leave a reply »

entrepreneurLeo una nota de Scott Shane en el Blog de Guy Kawasaky que me parece excelente, y por ello quiero traducirla, resumirla y comentarla. No será una traducción literal, sino conceptual, cambiando los ejemplos y parámetros, así como agregando mis comentarios, visión y experiencias personales.

Muchos emprendedores se creen varios mitos acerca del entreprenership, así que en este post vamos a desmistificarlos.

1. Toma mucho dinero financiar un nuevo negocio

No es cierto. Muchos start-ups se inician con apenas los fondos mínimos indispensables, y no requieren demasiado dinero. Es más, el no tenerlo muhcas veces genera un mejor diseño de modelo de negocios y eficiencia en el gasto. El emprendedor exitoso que no cree este mito diseña su negocio para que funcione con poca caja. Piden prestado o favores, en lugar de comprar cosas. Alquilan en lugar de comprar. Transforman costos fijos en variables, por ejemplo, pagando a la gente comisión o por resultados, en lugar de sueldos fijos.

2. Los Capitales de riesgo (VC por Venture capitalists) son un buen lugar para ir para conseguir dinero para un Start-up.

Esto no es cierto a menos que se comience una empresa de hardware, fabricación o biotecnología. Empresas de Hardware y Software, semiconductores, comunicación y biotecnología representan el 81% de lo invertido por Venture Capitals y el 72 de las empresas que recibieron fondos durante los últimos 15 años aproximadamente. VCs sólo fondearon alrededor de 3.000 compañías por año, y sólo un cuarto de ellas en la etapa de semilla o start-up. De hecho, las posibilidades de que un Start-up consiga fondos de capital de riesgo son 1 en 4.000, es decir, menos que la posibilidad de morir por una caída en la ducha. Además, existen otras alternativas, que van desde el FFF, hasta los Business Angels y Angel Investors que son bastante más cercanas y posibles para un Start-up.

3. La mayoría de los Business Angels son ricos.

Si por “rico” se entiende una persona con patrimonio neto superior a un millón de dólares o con igresos anuales superiores a 200.000 dólares si es soltero o 300.000 si es casado, entonces la respuesta es NO!.  Prácticamente tres cuartos de las personas que dan capital a un start-up, no cumplen estos requisitos.

4. Los Start-ups no pueden financiarse con deuda.

En realidad es más común financiarse con deuda que con capital. Los emprendedores muchas veces se endeudan (muchas veces personalmente) por tener la posibilidad de alcanzar sus sueños. Muchas veces, además, los bancos piden menos requisitos para dar un crédito, que los requisitos y análisis que realiza un VC para otorgar capital, y hasta las probabilidades son mayores.

5. Los bancos no prestan plata a start-ups.

Otro mito. De acuerdo a datos estadísticos (en USA) el 16% de los préstamos corporativos son otorgados a empresas de dos años de antigüedad o menos. Si bien es cierto que el porcentaje no parece alto, lo es ya que tanto por cantidad como por volúmen representa una importante oportunidad de financiarse.

6. La mayoría de los emprendedores comienzan proyectos en industrias atractivas.

Lamentablemente la verdad es la contraria. La mayoría de los emprendedores emprende en las peores industrias para start-ups. La correlaci’on entre el número de emprendedores comenzando un negocio en una industria, y el número de compañías desapareciendo es de 0,77. Esto quiere decir que más emprendedores están eligiendo industrias en donde tienen amplias posibilidades de fallar.

7. El crecimiento de un start-up depende mas en el talento de un emprendedor que en el negocio que elige.

Con perdón de algunos egos, la industria en la que eliges iniciar tu compañía tiene una enorme influencia en tus posibilidades de hacerla crecer. Durante los últimos 20 años, aproximadamente el 4,2% de todos los start-ups en la industria de las computadoras y equipamiento para oficinas lograron entrar en el listado de las 500 empresas privadas de más rápido crecimiento en los Estados Unidos. Sólo el 0,005% de los startups de hotelería y el 0,007% de los de la industria alimenticia lograron alcanzar ese logro. Esto significa que las probabilidades de llegar a esos niveles es 840 veces mayor si su start-up se encuentra enfocado en la industria de las computadoras, que en el de la hotelería. Sin embargo, no hay nada que alguien haya descubierto en cuanto a los efectos del talento emprendedor que tenga semejante efecto en el crecimiento de un nuevo negocio. Con esto no quiero decir que el talento y la capacidad del emprendedor y su equipo no sean importantes, sino que no lo son todo.

8. La mayoría de los emprendedores son financieramente exitosos.

Lo siento, pero es otro mito. Los emprendedores son creadores de bienestar, pero no necesariamente es distribuido equitativamente.  Muchas veces el emprendedor gana menos, incluso, que sus propios empleados, y muchas veces menos de lo que él mismo podría llegar a ganar como empleado. Solo el to 10% de emprendedores ganan mas que sus empleados.

9. Muchos start-ups consiguen las proyecciones de ventas que sus inversores buscan.

Ni cerca. En realidad, me sorprende que esto pueda ser considerado todavía un mito. Los planes de negocios sobre la base de los cuales muchos inversores invierten son por demás optimistas, aún a pesar de que quienes los han creado crean lo contrario. Es por ello que muchos inversores castigan duramente las proyecciones que reciben para evaluar si invertirán o no en ellas. En un reciente post de Rodolfo Carpintier contaba lo duramente que castigan a los proyectos que analizan, tanto desde la probabilidad de ocurrencia, como desde la tasa de descuento que utilizan.

10. Comenzar un negocio es fácil.

En realidad, no lo es. De hecho la mayoría de las personas que lo intentan, apenas pueden poner primera y comenzar a andar. Comenzar un proyecto, un negocio, una empresa requiere tiempo, dedicación, foco y, algunas veces, hasta un poco de suerte.

Be Sociable, Share!
Advertisement

5 comments

  1. Respecto al punto 7, aunque es una traducción de otro artículo considero que el talento del emprendedor también influye demasiado.
    Saber vender tu producto y tu empresa, tanto a clientes como a trabajadores debe ser importante.

    Un saludo

  2. john jairo muñoz gaviria says:

    soy docente de emprendimiento en colombia, una tierra de gente pujante y comprometida con lo que hace “BERRACOS” como decimos en mi tierra, pienso que el componente de mas importancia en un emprendedor debe ser su deseo de logro cumplido.
    hacerlo por hacerlo es un reto, hacerlo por necesidad es “la unica salida”.

Leave a Reply

Switch to our mobile site